lunes, marzo 07, 2005

Tres tristes p*tas (post añejado...)

... para la ocasión. En el verano - aquella lozana y gloriosa época de hace sólo unas semanas atrás, cuyo recuerdo y proximidad estas deliciosas lluvias otoñales se empecinan en lavar - en el verano, decía, me encontré, así de pronto ( o no tan de pronto, porque estaba en una librería mirando libros) con la última novela del García Márquez. "Oiaaaa... la última de García Márquez, a veeer...". Qué sorpresa. Diez años tardó para finalmente publicar, entre bombos y platillos, unas apenas 100 páginas. 100 páginas con una tipografía del tamaño de las letras que mi abuela puede leer sin anteojos. Bueno, por lo menos voy a poder leérmela de ojito en una librería y ahorrarme los $25 mangos. El haber encontrado un par de frases del estilo "siempre fui puntual, para disimular que el tiempo ajeno me importa un comino" sugiere que vale la pena.

Para mí que al Gabo se le dio por escribir un cuentito como el de Orsai nomás, pero que a pesar de todo todavía no entiende lo de los uéblogs.

2 Comments:

At 8:25 p. m., Blogger Tideida said...

Ay Gabo. Ya escribió sus memorias, lindo ladrillo y lindo bodrio, podría ir muriendose ya, hizo todo lo que tenía que hacer.
Lo mejor que hizo fue ser amigo del gran Julio. Chau Gabo.

 
At 9:08 p. m., Blogger N N said...

jua: chau. vale aclarar que lo conozco poco y nada; pero es cierto que su etapa de "leyenda viva" ya no se la debe aguantar ni él mismo.

matías: creo q con que se retire al ostracismo de una islita del caribe con Elvis - o a una linda plaia colombiana - nos basta.

 

Publicar un comentario

<< Home