martes, marzo 01, 2005

Metro-polis tour. (I)

Por más pintorescos que sean los cafecitos/confiterías/bares de Buenos Aires y su trajín citadino, todavía me espanta lo cerca que suele estar una mesa de la otra. Sólo donde las personas están tan lejos pueden sentarse tan cerca sin establecer contacto o sentirse intimidadas. Debe ser el efecto subte.

3 Comments:

At 5:38 p. m., Blogger Baterflai said...

Síndrome de Paloma de Plaza de Mayo (SPPM): una come al lado de la otra, sin tener la menor noción que la de al lado es tan paloma como una.

 
At 7:25 p. m., Blogger Paquirro said...

yo soy de bahia blanca: bahia al lado de buenos aires es un pueblo, y desde que llego hasta que me voy pienso como es posible que ese sea el motor para vivir alla, la atraccion turistica: como al otro no le importa. igualmente, cuando voy me siento muy a gusto

 
At 1:19 p. m., Blogger N N said...

te sentás a gusto, paquirro? seguro que es porque sos de esos que se sientan en la mesa más cerca y paran la oreja haciéndose como que no. ;) hace rato q quiero conocer bahía, cuando lo haga sale estudio comparativo!
báter: como siempre, gracias por la ilustración. para cuándo el pequeño mantantirulero ilustrado?

 

Publicar un comentario

<< Home