miércoles, marzo 30, 2005

10 Razones y Media para Estar Enamorada Del Otoño

Breve selección, sin orden lógico aparente:

1)Las primeras tormentas. Esas que todavía no nos agarran hastiados de la humedad y los chapoteos.
2)El café con leche. A cualquier hora se siente una llamada, un clamor, que pide a gritos un café con leche humeante y conversado. Las calles, las casas, la oficina se llenan con ese aroma delicioso.
3)Las bufandas. Elegirlas, usarlas, tejerlas, regalarlas. Son mimos de lana, y no hay nada que me haga sentir más linda que una buena bufanda (con excepción de...
4) Los pilotos. No los de tela de avión, sino los del tipo "piloto de abuela(/o)". Aunque no tenga ninguno de mi estricta propiedad (y tenga que ingeniármelas para conseguir uno prestado de vez en cuando), sólo ver la calle atravesada por gente empilotada caminando a paso apurado constituye un signitifativo placer estético.
5)Las luces prendidas a media tarde (o media mañana).
6)Las veredas empapeladas con hojas crujientes (un clásico). La fiesta de ocres, rojos y amarillos mezclados con las flores rosas de los paloborrachos.
7)La forma en que, durante marzo y abril, el tiempo se pasa leeeento, porque todos están apurados y con ganas de hacer muchas cosas.
8)Los días soleados con abrigo de lana, y ese vientito fresco que hace de la caricia del sol sobre mi cara una bendición.
9)Los raros colores e infinitos grises con los que las nubes tiñen la ciudad (más sobre esto Traslalente).
10) El aire de cambio y nuevos comienzos que se respira en todos lados, que me recuerda que la vida está recién por ser vivida... que lo mejor está por venir, aunque no se sabe muy bien qué es.

6 Comments:

At 4:24 p. m., Blogger N N said...

La media es el único factor que no me gusta del otoño: con las botas y (más) zapatillas viene la época de usar medias y por añguna razón nunca tengo suficientes. Será que siempre las pierdo, o serán los famosos enanos hogareños...

 
At 8:26 p. m., Anonymous Diego said...

El friíto con sol, y el café con leche... qué delicias...

Una cosa mala del otoño (y también de la primavera, no le es exclusivo) es salir a las 8 de la mañana re emponchado para ir a la facu con todo el frío y que al mediodía tengas que volver con todos los abrigos bajo el brazo, o bien resignarte a sudar como un condenado... pero bué... :)

 
At 3:45 a. m., Anonymous m. said...

Si yo existiese, disfrutaría seguramente del otoño que hubiera descripto hermosamente NatashaN si blogueara.

 
At 6:23 a. m., Anonymous tinch said...

Uaaa, excelente.

Es el otoño, y es todo eso, ver que es de noche, chusmear el reloj y ¡oh, todavía es tempraaaano!, y esos tonos, y bueh, nada. Ya está dicho en el post lo que hace falta.

Saludos!

 
At 10:56 a. m., Anonymous Anónimo said...

el otoño??? nooo es mejor la primevera, los dias se alargan, empieza el calorcito, las flores, los pajaros, es mucho mas lindo y alegre!

 
At 5:54 p. m., Blogger N N said...

ay, "lindo y alegre"... y a quién le gusta eso??? (je, es fácil para vos decirlo, que estás allá arriba - o abajo, no sé -)

diego y tinch: muy de acuerdo con ambos dos... supongo que ambos factores se cancelan y siguen siendo 10 mis razones (por ahora).

m: si yo blogueara le estaría agradeciendo haber pasado por acá :p

 

Publicar un comentario

<< Home