viernes, abril 08, 2005

Sing, Song, Swing. (Descomponiendo)

Cierta vez un profesor nos contaba sobre un americano que había "tocado" el primer movimiento de la Novena Sinfonía de Bethoven usando el ruido de turbinas de un jet. El procedimiento era algo así como "separar" las distintas frecuencias de sonido contenidas en el ruido de la turbina y volver a unirlas a voluntad.
Caminando por la Avenida Cabildo - o cerca de un tren que está llegando a la estación -, es posible encontrar el timbre justo (y el volumen adecuado) para ir cantando Ella Fitzgerald sin que nadie pueda oírlo.

5 Comments:

At 6:49 p. m., Blogger Baterflai said...

La licuadora de casa arrancaba igual que una chacarera que tocaba Sixto Palavecino en su violín.

Y no estoy jodiendo.

 
At 7:46 p. m., Blogger N N said...

cosa'e mandinga!

 
At 8:08 p. m., Anonymous Diego said...

Una lástima, siempre es bueno escucharla...

Dream a little dream on meeee...

 
At 6:17 p. m., Blogger N N said...

... a Ella, no a mí!

 
At 11:17 p. m., Anonymous Diego said...

A qué ella? A Ella? :P
Saludos ;)

 

Publicar un comentario

<< Home