martes, abril 08, 2008

Proyecto: Huerta Grande



Siempre, siempre, hay algo que hacer en la huerta. Debe ser una de las cosas que más me atraen de ese pedazo de tierra y vida entre las medianeras del fondo.
Cuando no llueve, regar;
cuando llueve, hacer almácigos;
cuando paró de llover, desyuyar y puntear la tierra;
si el sol está alto, cubrir raíces;
cuando bajó el sol, fshhh fshhh contra las plagas.

Y por más que me pese el cliché, hay un momento para todo. Un momento para sembrar, uno para trasplantar, uno para sufrir, otro para cosechar. Y un momento para sentarse al lado de las tomateras a conversar un rato y preguntarles por qué no dieron flor este verano.

Etiquetas: ,

3 Comments:

At 7:44 a. m., Anonymous Anónimo said...

Siempre me intrigó el trabajo en la huerta, en el fondo de mi casa mi abuelo tiene una, pero no sé por qué, nunca me enseñó...

 
At 8:59 a. m., Blogger N N said...

Aprovéchelo don amalio, qué grande el abuelo! Lo mío es a prueba y error, caradurismo, y Google.

 
At 8:35 p. m., Anonymous C.R.Is Back said...

jiji... "por que mierrrda no dieron flor este verano" ;)

Eso me recuerda, y los ajís?

 

Publicar un comentario

<< Home