viernes, enero 18, 2008

Manual-mente

D es traductora y contra un prejuicio que yo había abrigado largo tiempo, su trabajo es de lo más emocionante. No digo que disfrute de la adrenalina de un paracaidista, pero cada tanto se cruza con joyas de la redacción humana y con los más deliciosos esperpentos. El último era un utilísimo manual de una cinta de correr, cuyos autores claramente no dejaron nada librado al azar (ni al sentido común). Prueba de ello es que dicho manual advierte, entre otras cosas:
* "para encender el aparato, enchúfelo primero"
* "si se desmaya, pare"
* "si la máquina no enciende, corrobore que esté enchufada" (todos sabemos que nadie lee con atención un manual, y cualquiera pudo haberse tragado la primera advertencia)
* "de quedarse atascado en la cinta algún objeto, como cabello o ropa, detenga el movimiento"

...


------
Bonus track. Pronóstico, viernes 18 de enero de 2008: Cielo cubierto, viento del Este Sudeste en ráfagas de 63 km por hora, con probabilidad de terminar el libro.

3 Comments:

At 6:02 a. m., Blogger Guzamadour said...

esas advertencias son a los manuales lo que una rampa a un edificio.
y está muy bien

 
At 9:30 a. m., Anonymous tinch said...

Me gustó la analogía guazamadouriense.

Sí, a mi siempre me gustó mucho esa parte de los manuales de:
Qué hacer cuándo no prende: chequear si está enchufado.

Y cuando revisa su propia vida encuentra que no está de más, para nada de más.

Bueno, quizás si uno es medio tonto aplica esto último nomás.


Salut!

 
At 3:33 p. m., Blogger N N said...

... ¿ustedes lo dicen porque ambos se ven inútiles a menos que uno los necesite o porque cuando los buscás no los encontrás? O porque cuando están traducidos del chino son inentendibles??
no sé, a mí la q me encantó fue la de "si se desmaya, pare".

tinch: habérmelo dicho antes.

 

Publicar un comentario

<< Home