jueves, julio 07, 2005

almost blue (post-nostalgia, casi)

Las místicas vinculaciones del olfato con la memoria son un lugar harto común. Por alguna extraña razón que algún aburrido se empecinará en explicar, los olores pueden transportarnos automáticamente a lugares y momentos pasados. La primera vez que vi tratando el tema debe haber sido en este libro (*).
En mi opinión es una función muy simpática del cuerpo (como las lágrimas) y misteriosísima (como la habilidad para mover las orejas), pero también puede ser MUY molesta. Muy. Desde hace unos días, por ejemplo, me quemo la cabeza pensando por qué el polvo limpiador (encantadora paradoja) Odex, el azul, me recuerda intensamente a los primeros años de la primaria. Primero supuse que en el primario limpiarían las aulas/baños con Odex. Después pensé que era ridículo que limpiaran los baños del primario con un producto y el resto con otros (porque recuerdo que incluso muchos años después, las aulas de primer grado seguían oliendo así). Después pensé que debo estar loca. Pero justo después, tras un arduo esfuerzo de rememoración (que involucró hipnosis con virulana y cuchilla oxidada en mano y otras prácticas fuleras) me dí cuenta. CREO HABERLO RESUELTO: el olor del Odex azul me hace acordar al pote de témpera del mismo color. Al que usábamos en primer grado, y a aquél inefable (e inacabable) tarro de Alba azul con el que también pintaba en casa. Misterios de ayer y de hoy.
Próximamente, caro lector, sale rigurosa comparación de las listas de ingredientes de ambos productos (después de todo, el Odex también se pone azul cuando se lo mezcla con agua en generosas cantidades). Mientras tanto, sigo tratando de acordarme por qué el olor a coliflor también me pone toda nostálgica.

6 Comments:

At 10:00 p. m., Blogger synkro said...

Mas que un honor es para mi ser el primer individuo en firmar.
Yo creo que dentro de la cabeza tenemos recuerdos comprimidos, muy comprimidos, y la sea una cancion, un dibujo o hasta un olor, es la llave que desencripta el recuerdo, a mi sucede con el olor a garage, me lleva tambien a mis primeros años de la infancia cuando jugaba con mis amigos en el garage que cuidaba el padre de uno de ellos...

 
At 8:26 p. m., Anonymous Diego said...

Me hiciste acordar que cada vez que siento el aroma del Rexona antitranspirante para mujeres (en no sé bien cuál de sus variantes) me pongo todo nostalgioso recordando la chica aquella que lo usaba y que me hizo feliz alguna vez......................



damn.........



:(

 
At 1:24 p. m., Anonymous yo, yo, yo no recuerdo eso... said...

¿¿aulas con olor a odex??

 
At 5:26 p. m., Anonymous pies helados said...

Yo tampoco recuerdo el olor a odex. Pero sí el perfume de mi 1er novio, q luego lo utilizaria mi 2do novio y que hoy lo usan muchos viejos y me hacen acordar a mi 1er novio....la 1era impresion en la q cuenta tb p el olfato????

 
At 7:33 p. m., Blogger Tideida said...

El olor a Odex no es solo inolvidable sino estimulante y adictivo, no sé si me explico.
Por otro lado, hay olores como por ejemplo el olor a auto nuevo o el olor a libro de las mismas características que son in-cre-i-bles-.

 
At 12:54 p. m., Blogger Baterflai said...

Tenéstotalmenterazón!!!!

HUELE IGUAL!

 

Publicar un comentario

<< Home