miércoles, agosto 24, 2005

algo que tenía que ver con los fractales y degeneró en descarga

-"tenés un programa?"
-"... Mmmm. No, es que, ya está terminando agosto y... no"
- "..."
Siento que he vivido con esa sensación toda mi vida.
El primer recuerdo que tengo de ella es de la época en que tenía unos ocho años: mis viejos me habían llevado a ver Holiday On Ice (!) y recuerdo estar sentada (cagada de frío) en la platea teniendo la amarga revelación de que ya era demasiado tarde para ser una de esas nenititas patinadoras en minúsculos tutús que bailaban con el ratón gigante de galera.
A los trece o catorce años, inexplicablemente, sentí algo muy parecido asociado al hecho de que ya nunca podría ser una pequeña ajedrecista prodigio (recuerdo incluso pensar que ya era demasiado tarde para aprender ajedrez (?) ).
Lo del ballet todavía lo estoy procesando.
Y así.

Pero por el contrario, desde que tuve mis primeros problemas con los plazos de entrega, en la primaria, (es decir, desde que tuve plazos de entrega) que tengo la no-tan-secreta convicción de que el tiempo es exprimible hasta el último nanosegundo. Es decir, que es infinitamente divisible; y que si yo contaba con sólo quince minutos más para contestar los últimos dos tercios del examen, lo único que necesitaba era lograr, mediante un artilugio que-tan-difícil-no-debía-ser, que mi cerebro operara como si un segundo fuera un minuto, o un minuto una hora, y etcétera. El "eternity in an hour" desde el más intuitivo y mundano punto de vista de una nena de doce años. Una mezcla de Borges, la paradoja de Zenón, el tiempo como fractal y el más enfermo voluntarismo. Y sin embargo no puedo evitar angustairme ante la sensación de que agosto ya se termina.

9 Comments:

At 5:50 p. m., Blogger ericz said...

ehhhhhh...¿hacés programas?

 
At 8:53 p. m., Blogger Baterflai said...

Ah, si quedarte muda tantos días produce cosas como esta, te coso la boca, nena.

:)

 
At 3:23 a. m., Blogger N N said...

ehhhh... pido programas. ;)constantemente, pero eso queda para otro post.

báter: si, de manera permanente!

 
At 7:29 p. m., Anonymous Anónimo said...

Hey, you have a great blog here! I'm definitely going to bookmark you!

I have a Craft Project School site/blog. It pretty much covers Craft Project School related stuff.

Come and check it out if you get time :-)

 
At 12:48 p. m., Anonymous m. said...

(avatar con pipa y cara de pensar en agujeros negros) hmmm Dra., como bien ha dicho, una cosa es estirar el tiempo y otra muy diferente volverlo para atrás.
Ahora bien, una forma de estirar el tiempo es aumentar el ritmo del reloj biológico lo que puede lograrse químicamente por el camino de hacerse drogón en cuyo caso es posible pierda completamente la noción del tiempo.
Otro camino un poco más pesado es viajar cercanamente a la velocidad de la luz.
Y como última alternativa queda el ámbito onírico que de poder ser controlado le permitiría usar tutú y hasta enseñarle a Kasparov en menos de 1 segundo. Eso sí, su experiencia no valdría para nosotros, los demás. Pero quien le quitaría lo bailado.

 
At 1:52 p. m., Blogger N N said...

Profesor m.: esa vendría a ser su forma erudita de decirme "Soñá!" ?!??!

jaja, qué gusto tenerlo por acá.
me hizo recordar un cuento q escribió mi abuelo sobre eso del relós biológico, lo voy a buscar. lo de viajar a velocidad de la luz no me disgustó.

 
At 6:40 a. m., Blogger JuanPablo said...

ajedrez, fractales, borges, paradojas...

no puedo dejar pasar el post sin comments, aunque no se me ocurra qué decir :D

 
At 1:53 p. m., Blogger N N said...

...probablemente porque degeneró en descarga! (mejor, no sea cosa que me lea el Profesor chamulla... digo divagan... digo exponiendo mi visión personal sobre estos temas). un honor su visita, prof.

 
At 2:54 p. m., Blogger Ciclotimica said...

somos dos... a se paso la mitad del año, ya esta, vamos en bajada con viento en popa al final de otro año.
Y asi me viene pasando haceeeee...oppppfff mucho.


"Time, ticking away, the moments that make up a dull day..." Pink Flod

 

Publicar un comentario

<< Home